Contaminación Sónica - Planteamiento del problema

Problema: analizar la contaminación sónica como agente perturbador de la salud de la población.

El sonido se origina por las vibraciones de un cuerpo sonoro. Está formado por ondas que se propagan a través de un medio que puede ser líquido, gaseoso o sólido, por lo que es indispensable un medio transmisor para que exista sonido; esa es la razón por la cual en el espacio interestelar no pueda existir sonido ya que no se compone de ningún elemento material que tenga la capacidad de propagar ondas.

El sonido llega a nosotros gracias a que las partículas que componen el aire vibran y transmiten sus ondas. La contaminación sónica es uno de las variantes contaminantes menos percibidas hoy en día. A pesar de que se encuentra latente en el ambiente no se aprecia enteramente ya que sólo se puede medir con un decibelímetro, y la mayoría de las personas que la causan no están conscientes de que son causantes de esta situación. La contaminación ambiental consiste en sonidos indeseables de cualquier intensidad, que interacciona e interfiere con el ser humano y que siempre produce sensación molesta y desagradable. Existen tres fuentes generadoras de sonido: las naturales, en las que no interviene el hombre, las fijas, como equipos y maquinarias industriales y las móviles, las provenientes de vehículos automotores. De esta forma, y como hay dos fuentes de esta contaminación que proceden de la acción antrópica, se considera la contaminación sónica como impacto ambiental.
external image 20051219154747-oido.jpg
El desarrollo de esta problemática se llevaría a cabo para apreciar y tomar en cuenta la contaminación sónica como problemática que afecta a la población y de la que formamos parte sin darnos cuenta, para así crear conciencia de este mal silencioso que nos atañe a todos.

El exceso de sonido acumulado en todos los ámbitos de la vida diaria es tanta que ya nos esta afectando físicamente el aparato auditivo, deteriorándolo a una velocidad mucho mayor de la que las personas prevén, haciéndolo mas peligroso aún. Estas ondas de sonido, generan una gran vibración en las partes del canal auditivo como el tímpano, y los huesecillos del oído medio, hasta cierto punto en que se les causa daño. Más
tarde y cada vez más esta sensación de molestia se siente menos y cada día mas la sociedad se esta volviendo más sorda.